martes, 12 de enero de 2010

Red SOStenible

Con­si­de­ra­mos im­pres­cin­di­ble la re­ti­ra­da de la dis­po­si­ción final pri­me­ra de la Ley de Eco­no­mía Sos­te­ni­ble por los si­guien­tes mo­ti­vos:
  1. Viola los de­re­chos cons­ti­tu­cio­na­les en los que se ha de basar un es­ta­do de­mo­crá­ti­co en es­pe­cial la pre­sun­ción de inocen­cia, li­ber­tad de ex­pre­sión, pri­va­ci­dad, in­vio­la­bi­li­dad do­mi­ci­lia­ria, tu­te­la ju­di­cial efec­ti­va, li­ber­tad de mer­ca­do, pro­tec­ción de con­su­mi­do­ras y con­su­mi­do­res, entre otros.
  2. Ge­ne­ra para la In­ter­net un es­ta­do de ex­cep­ción en el cual la ciu­da­da­nía será tra­ta­da me­dian­te pro­ce­di­mien­tos ad­mi­nis­tra­ti­vos su­ma­rí­si­mos re­ser­va­dos por la Au­dien­cia Na­cio­nal a nar­co­tra­fi­can­tes y te­rro­ris­tas.
  3. Es­ta­ble­ce un pro­ce­di­mien­to pu­ni­ti­vo «a la carta» para casos en los que los tri­bu­na­les ya han ma­ni­fes­ta­do que no cons­ti­tuían de­li­to, im­pli­can­do in­clu­so la ne­ce­si­dad de mo­di­fi­car al menos 4 leyes, una de ellas or­gá­ni­ca. Esto con­lle­va un cam­bio ra­di­cal en el sis­te­ma ju­rí­di­co y una fuen­te de in­se­gu­ri­dad para el sec­tor de las TIC (Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción y la Co­mu­ni­ca­ción). Re­cor­da­mos, en este sen­ti­do, que el in­ter­cam­bio de co­no­ci­mien­to y cul­tu­ra en la red es un motor eco­nó­mi­co im­por­tan­te para salir de la cri­sis como se ha de­mos­tra­do am­plia­men­te.
  4. Los me­ca­nis­mos pre­ven­ti­vos ur­gen­tes de los que dis­po­ne la ley y la ju­di­ca­tu­ra son para pro­te­ger a toda ciu­da­da­nía fren­te a ries­gos tan gra­ves como los que afec­tan a la salud pú­bli­ca. El go­bierno pre­ten­de uti­li­zar estos mis­mos me­ca­nis­mos de pro­tec­ción glo­bal para be­ne­fi­ciar in­tere­ses par­ti­cu­la­res fren­te a la ciu­da­da­nía. Ade­más la nor­ma­ti­va in­tro­du­ci­rá el con­cep­to de «lucro in­di­rec­to», es decir: a mí me pue­den ce­rrar el blog por­que «pro­mo­cio­nó» a uno que «pro­mo­cio­na» a otro que vin­cu­la a un ter­ce­ro que hace ne­go­cios pre­sun­ta­men­te ilí­ci­tos.
  5. Re­cor­da­mos que la pro­pie­dad in­te­lec­tual no es un de­re­cho fun­da­men­tal con­tra­ria­men­te a las de­cla­ra­cio­nes del Mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Fran­cis­co Caa­ma­ño. Lo que es un de­re­cho fun­da­men­tal es el de­re­cho a la pro­duc­ción li­te­ra­ria y ar­tís­ti­ca.
  6. De acuer­do con las de­cla­ra­cio­nes de la Mi­nis­tra de Cul­tu­ra, esta dis­po­si­ción se uti­li­za­rá ex­clu­si­va­men­te para ce­rrar 200 webs que pre­sun­ta­men­te están aten­tan­do con­tra los de­re­chos de autor. En­ten­de­mos que si éste es el ob­je­ti­vo de la dis­po­si­ción, no es ne­ce­sa­ria, ya que con la le­gis­la­ción ac­tual exis­ten pro­ce­di­mien­tos que per­mi­ten ac­tuar con­tra webs, in­clu­so con me­di­das cau­te­la­res, cuan­do pre­sun­ta­men­te se esté in­cum­plien­do la le­ga­li­dad. Por lo que no queda sino re­ce­lar de las ver­da­de­ras in­ten­cio­nes que la mo­ti­van ya que lo único que añade a la le­gis­la­ción ac­tual es el hecho de dejar la ciu­da­da­nía en una si­tua­ción de grave in­de­fen­sión ju­rí­di­ca en el en­torno di­gi­tal.
  7. Fi­nal­men­te con­si­de­ra­mos que la pro­pues­ta del go­bierno no sólo es un des­pil­fa­rro de re­cur­sos sino que será ab­so­lu­ta­men­te in­efi­caz en sus pre­sun­tos pro­pó­si­tos y deja pa­ten­te la ab­so­lu­ta in­ca­pa­ci­dad por parte del eje­cu­ti­vo de en­ten­der los tiem­pos y mo­to­res de la Era Di­gi­tal.
La dis­po­si­ción es una con­ce­sión más a la vieja in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to en de­tri­men­to de los de­re­chos fun­da­men­ta­les de la ciu­da­da­nía en la era di­gi­tal.
La ciu­da­da­nía no puede per­mi­tir de nin­gu­na ma­ne­ra que sigan los in­ten­tos de vul­ne­rar de­re­chos fun­da­men­ta­les de las per­so­nas, sin la de­bi­da tu­te­la ju­di­cial efec­ti­va, para pro­te­ger de­re­chos de menor rango como la pro­pie­dad in­te­lec­tual. Dicha cir­cuns­tan­cia ya fue acla­ra­da con el dic­ta­do de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad de la ley Cor­cue­ra (o «ley de la pa­ta­da en la puer­ta»). El Ma­ni­fies­to en de­fen­sa de los de­re­chos fun­da­men­ta­les en In­ter­net, res­pal­da­do por más de 200.​000 per­so­nas, ya avan­zó la reac­ción y de­man­das de la ciu­da­da­nía antes la pers­pec­ti­va inacep­ta­ble del go­bierno.
Para im­pul­sar un de­fi­ni­ti­vo cam­bio de rumbo y coor­di­nar una res­pues­ta con­jun­ta, el 9 de enero se ha cons­ti­tui­do la Red SOS­te­ni­ble, una pla­ta­for­ma re­pre­sen­ta­ti­va de todos los sec­to­res so­cie­dad civil afec­ta­dos. El ob­je­ti­vo es ini­ciar una ofen­si­va para ga­ran­ti­zar una re­gu­la­ción del en­torno di­gi­tal que per­mi­ta ex­pre­sar todo el po­ten­cial de la Red y de la crea­ción cul­tu­ral res­pe­tan­do las li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les.
En este sen­ti­do, re­co­no­ce­mos como re­fe­ren­cia para el desa­rro­llo de la era di­gi­tal, la Carta para la in­no­va­ción, la crea­ti­vi­dad y el ac­ce­so al co­no­ci­mien­to, un do­cu­men­to de sín­te­sis ela­bo­ra­do por más de cien ex­per­tos de 20 paí­ses que re­co­ge los prin­ci­pios le­ga­les fun­da­men­ta­les que deben ins­pi­rar este nuevo ho­ri­zon­te.
En par­ti­cu­lar, con­si­de­ra­mos que en estos mo­men­tos es es­pe­cial­men­te ur­gen­tes la im­ple­men­ta­ción por parte de go­bier­nos e ins­ti­tu­cio­nes com­pe­ten­tes, de los si­guien­tes as­pec­tos re­co­gi­dos en la Carta:
  1. Los ar­tis­tas como todos los tra­ba­ja­do­res tie­nen que poder vivir de su tra­ba­jo (re­fe­ren­cia punto 2 «De­man­das le­ga­les», pá­rra­fo B. «Es­tí­mu­lo de la crea­ti­vi­dad y la in­no­va­ción», de la Carta);
  2. La so­cie­dad ne­ce­si­ta para su desa­rro­llo de una red abier­ta y libre (re­fe­ren­cia punto 2 «De­man­das le­ga­les», pá­rra­fo D, «Ac­ce­so a las in­fra­es­truc­tu­ras tec­no­ló­gi­cas», de la Carta);
  3. El de­re­cho a cita y el de­re­cho a com­par­tir tie­nen que ser po­ten­cia­do y no li­mi­ta­do como fun­da­men­to de toda po­si­bi­li­dad de in­for­ma­ción y cons­ti­tu­ti­vo de todo co­no­ci­mien­to (re­fe­ren­cia punto 2 «De­man­das le­ga­les», pá­rra­fo A, «De­re­chos en un con­tex­to di­gi­tal», de la Carta);
  4. La ciu­da­da­nía debe poder dis­fru­tar li­bre­men­te de los de­re­chos ex­clu­si­vos de los bie­nes pú­bli­cos que se pagan con su di­ne­ro, con el di­ne­ro pu­bli­co (re­fe­ren­cia punto 2 «De­man­das le­ga­les», pá­rra­fo C, «Co­no­ci­mien­to común y do­mi­nio pú­bli­co», de la Carta);
  5. Con­si­de­ra­mos ne­ce­sa­ria una re­for­ma en pro­fun­di­dad del sis­te­ma de las en­ti­da­des de ges­tión y la abo­li­ción del canon di­gi­tal (re­fe­ren­cia punto 2 «De­man­das le­ga­les«, pá­rra­fo B, «Es­tí­mu­lo de la crea­ti­vi­dad y la in­no­va­ción», de la Carta).
Por todo ello hoy se ini­cia la cam­pa­ña In­ter­net no será otra tele y se lle­va­rán a cabo di­ver­sas ac­cio­nes ciu­da­da­nas du­ran­te todo el pe­rio­do de la pre­si­den­cia es­pa­ño­la de la UE.
Con­si­de­ra­mos par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­tes en el ca­len­da­rio de la pre­si­den­cia de turno es­pa­ño­la el II Con­gre­so de Eco­no­mía de la Cul­tu­ra (29 y 30 de marzo en Bar­ce­lo­na), Reunión In­for­mal de mi­nis­tros de Cul­tu­ra (30 y 31 de marzo en Bar­ce­lo­na) y la reunión de mi­nis­tros de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes (18 a 20 de abril en Gra­na­da).
La Red tiene pre­vis­to re­unir­se con re­pre­sen­tan­tes na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les de par­ti­dos po­lí­ti­cos, re­pre­sen­tan­tes de la cul­tu­ra y de­le­ga­cio­nes di­plo­má­ti­cas.
Fir­ma­do: Red SOS­te­ni­ble. La Red SOS­te­ni­ble somos todos. Si quie­res ad­he­rir­te a este texto, có­pia­lo, blo­guéa­lo, di­fún­de­lo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada